Skip navigation

CASI UN SECRETO DE CONFESIÓN

OLGA RAMOS EN EL JARDIN DE SU CASA 06-jpg

Aquel 25 de Agosto de 2005 llegué a la clínica Montepríncipe.  Los médicos nos advirtieron de su gravedad pero no pensamos que fuera a irse de forma tan inmediata. Al entrar en la habitación la encontré muy inmóvil pero estaba visiblemente tensa. Mi madre era creyente y me constaba que no tenía miedo a morir pero no quería dejarme sola. No sé por qué, intuía que a su muerte iba yo a ser víctima de cuantas trampas podía imaginar en su desesperación. ¿Qué podía yo hacer? Me acerqué a la cabecera colocando mi boca muy cerca de su oído y pausadamente empecé a hablar, al tiempo que le acariciaba la mejilla.

-Mamá, yo estaré bien y no debes tener miedo. Has sido una madre excepcional, una abuela fantástica, una gran artista. Todo el mundo te quiere, todo el mundo te admira y papá te espera.

Me quedé en silencio y seguí acariciándole el rostro Comencé a rezar el Padrenuestro y dulcemente noté como se relajaba, dejándose ir.

Mi hijo Alberto, que todo lo había presenciado, desde los pies de la cama me dijo:

-Te estaba esperando.

Desde su muerte no creo que haya habido un solo día en que no la haya recordado, no sólo en mi vida cotidiana, sino en el escenario.

Durante sus últimos 20 años, vivimos juntas en nuestra casa en las afueras de Madrid. Un lugar que siempre le gustó porque aquellas encinas y aquellas jaras le recordaban su infancia allá en Badajoz. Paseaba apoyándose en su bastón (la tercera pata, como lo llamaba) y sólo en los últimos días dejó de hacerlo. La seguían por el jardín, sus perritos a los que tanto quiso. Pasó estos años conviviendo con mis hijos y sus amigos “gente joven, como a mí me gusta”.

Aunque la prensa la había olvidado como a tantos otros la gente, aún hoy, sigue recordándola con admiración y cariño.

Cuatro años han pasado desde que el Ayuntamiento de Madrid decidió otorgarle a ella, a Gracita Morales y a Irene Gutiérrez Caba tres glorietas en el distrito de Fuencarral. Espero que no tarden en inaugurarse. Se lo merecen.

Anuncios

ACUARELA DE SERAFIN

Acuarela dedicada a Olga Ramos por el genial dibujante Serafin

Este tradicional y castizo baile madrileño procedente de Escocia llegó a Madrid en 1850 y se bailó por primera vez en el Palacio Real la noche del 3 de Noviembre de aquel año bajo el nombre de Polka Alemana. A partir de ese momento, alcanzó gran popularidad y llegó a ser el baile más castizo del pueblo de Madrid, hasta convertirse en un símbolo de La Villa y Corte.

Aunque la página Web del Ayuntamiento de Madrid no aporta ningún dato que explique al curioso navegante qué es el chótis, una servidorita se ha puesto manos a la obra y ha encontrado, en los intrínsecos caminos de Internet un espléndido trabajo de investigación firmado por el Dr. D. Fernando Navarro, traductor médico de los Laboratorios Roche y autor de varios libros, entre ellos el Diccionario crítico de dudas inglés español de medicina

OMR PICHI

EL PICHI

Al igual que tantos otros símbolos madrileños (mantón, organillo, kermess, bombín…) el chótis es extranjero ya que proviene de unas danzas populares que bailaban los campesinos británicos. Estas contradanzas o country dances procedentes de Escocia se popularizaron en Francia a comienzos del siglo XVIII. La gaita era el instrumento utilizado y los franceses comenzaron a llamar a este baile anglaise o écossaise (escocesa).

Entre 1800 y 1830, esta danza, ya afrancesada, pasó a Alemania, donde músicos de la talla de Beethoven, Schubert o Chopin compusieron écossaises para piano. El baile fue evolucionando hasta el punto que surgió una variante a la que llamaron Schottish, palabra alemana que significa “escocés”.

Hacia 1840 el Schottish se extinguió de Alemania al ser desplazado por la polka checa. Pero aquello no significó su desaparición… aún le quedaban al schottish muchos caminos que recorrer. Y en su deambular fue a parar donde le dieron mejor cobijo: Madrid.

068

ESTA ES MI CIUDAD

El chótis llega a Palacio en 1.850 y es la Reina Isabel II la que la noche del 3 de Noviembre abre el baile a los sones de aquel chótis disfrazado de polka. Tan popular se hace en la Corte que la Reina da orden de que se construya un teatro dentro de palacio y organiza bailes donde el chótis es la pieza de moda.

Pero donde arraiga de verdad, donde el chótis se declara madrileño, donde se rebela y pasa a ser un baile agarráo, es cuando el pueblo se lo apropia y el chótis… se trasforma y adquiere identidad…

Una danza escocesa… que se vuelve alemana y que, finalmente arraiga en los Madriles… ¡Qué fuerte!

Por último, les despejaré una duda ¿Cómo se dice Chótis o Chotís?  Pues la acentuación depende del fragmento musical donde vaya apoyada la palabra. En el estribillo de “SM el chótis”, esto queda bien patente:

¡Que no pué ser!

¡Qué no pué ser!

bailar el chótis traducido del inglés

Mistificao, desgalichao

como lo bailan en la Corte del Mikao

¡Que no pué ser!

¡Qué no pué ser!

ese el baile que se baila en Batignoles

porque el chotís se baila aquí en Madrid

lo mismo en las Vistillas que en Chamberí

OLGA RAMOS Y EL CIPRI

¡ESTO ES AMOR... AL CHÓTIS!

¡Viva el chótis!

HO

Vuelve  “Súper Nanny” un programa polémico con ejemplos reales que,  aunque puedan  ayudar a muchos padres,  es una auténtica exhibición del niño o niños protagonistas del capítulo. Creo que este asunto debiera solucionarse en privado. No me extrañaría que alguno de esos niños denuncien en un futuro a sus progenitores y estos acaben condenados y pagando daños y perjuicios.

Al margen de esta reflexión, y ya que se hizo público en la temporada anterior (creo que un viernes 13) se emitió el caso de un niño cuyo perfil era muy adecuado a la siniestra fecha porque, sinceramente, el pequeño era “diabólico”.  Los improperios que constantemente soltaba su “párvula boca”, que diría Lara,  eran más propios de la niña del exorcista que de un madrileñito de la zona Centro.

Me temo que las indicaciones de la súper nanny no servirán porque el problema parte de sus padres que son una calamidad. Los consejos, seguramente, acabaran en el mismo cajón donde irá a parar el famoso cartel de las normas.

Lo que ha quedado en evidencia es que este no es un caso aislado. Creo que la falta de valores y disciplina está creando estos “locos bajitos” mucho más agresivos que la acertada canción de Serrat y es probable que  se conviertan en  futuros maltratadores del prójimo y del planeta.

Espero que nadie piense por mis declaraciones que soy una radical. Sencillamente, soy una abuela educadora y no consentidora. La verdad es que mis nietos me adoran pero si mi actitud me restara popularidad abuelil, no cambiaría.

Ya lo dijo Platón: El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano


LUIS AGUILÉ, EL MÁS MADRILEÑO DE LOS ARGENTINOS

aguile

En mi casa celebrando el 84 cumpleaños de mi madre

Tengo la impresión que Luis Aguilé ha sido un gran desconocido a pesar de su popularidad y es que su faceta de carismático cantante y gran compositor “ensombreció” sus otros talentos. Entre los libros que escribió, quisiera destacar “La nieve de las cuatro estaciones” que aborda el espinoso mundo de la droga y que merece ser llevada al cine por su intenso argumento.

Nuestra amistad surgió hace más de dos décadas cuando acudía con su querida Monona, (esposa ejemplar y abnegada sin la que, seguramente, no hubiera alcanzado la armonía que su frenética vida necesitaba) a ver a mi madre Olga Ramos a Las Noches del Cuplé. Siempre aceptaba la invitación de subir al escenario para cantar “Cuando salí de Cuba”. Olga le hacía un preámbulo en el que relataba cuando la escuchó por primera vez:

-Era de madrugada. Acababa de entrar a mi alcoba y encendí la radio de la mesilla y, como de lejos, empecé a escuchar esa preciosa canción, tan nostálgica… tan dulce… que se fue metiendo en mi corazón  y que ya me cautivó ya para siempre…

Un día, Luis se impuso el reto de escribir una zarzuela “¿Por qué no?” pensó y surgió una maravillosa obra lírica dedicada a Madrid “¡Viva la verbena!” y es que Aguilé adoraba esta ciudad tan ingrata a veces con los que la aman…

OMR CON ESPERANZA ROY Y LUIS AGUILÉ

Amigo de sus amigos

(En la foto con Esperanza Roy en un homenaje a mi madre ya fallecida)

La zarzuela -porque no duden que lo es- se estrenó en Buenos Aires y Miami pero NUNCA se representó en la capital de España.

Una tarde Luis y Ana (Monona) nos invitaron a su casa de Mirasierra para asistir a la proyección de la grabación efectuada en Miami. Fue todo un privilegio pues Luis, de tanto en tanto, la pausaba para explicarnos algunos detalles. La acción se desarrollaba en una corrala y el argumento era la lucha del protagonista por mantener las tradiciones y continuar con esa verbena que se organizaba cada año el día de la Paloma. Tengo Que decir que aquella compañía de voces cubanas le dio todo el casticismo que la obra requería. Yo me enamoré del chótis “Hay que mantener las tradiciones” y años después lo incluí en el CD “De Madrid al Chótis”

http://www.youtube.com/watch?v=wmOX-cOILvI

TRIO FINAL 3

Esta foto fue tomada en Mayo de 2008 durante el espectáculo de Luis Aguilé “¡Viva la Gran Vía!”. Con nosotros el cantante Manuel de Segura

 

mariblanca fuente

Fuente de las Arpías llamada, posteriormente,  de La Mariblanca

“EN MADRID HUBO UNA FUENTE LLAMADA LA MARIBLANCA…”

Así comienza una mazurca de Francisco de la Vega que Olga Ramos estrenó a principios de los 50’ y que, posteriormente, grabó en disco de pizarra cuando ya este soporte daba sus últimas boqueadas.

O R 1952 SIN MARCO

Espléndida Olga Ramos en los años 50′

Ha vuelto la Mariblanca a la Puerta del Sol y confío que este sea su último y definitivo viaje. La estatua, que representa a Venus la diosa del amor, perdió su nombre para llamarse  la Mariblanca por obra y gracia de la chispa de los madrileños que siempre han sido muy ocurrentes.

En 1625 el escultor italiano Florentino Ludovico Turqui adquirió la diosa, obra del italiano Rutilio Gaci, para colocarla sobre una fuente ubicada frente a la iglesia del Buen Suceso. Tenía esta fuente cuatro bustos de mujer de cuyos pechos fluía el agua. Estas figuras representaban a las “Arpías” dándole nombre a la fuente que, tras la llegada de la estatua y el “rebautizo” de la misma,  pasó a llamarse de la Mariblanca.

Y ahora, déjenme que les cuente algo sobre el autor de la mazurca.

Francisco de la Vega, pastor, pobre y analfabeto,  llegó a Madrid desde su natal Cangas de Onís. Comenzó lavando platos y con el tiempo, se convirtió en un importante empresario que entre otros negocios, se hizo cargo de la explotación del Gran Café Universal.  Pero si esto es meritorio lo es aún más su faceta de excelente poeta y escritor. La finura de la letra de la Mariblanca así nos lo demuestra:

LA MARIBLANCA

Mazurca

Letra de Francisco de la Vega

I

En Madrid hubo una fuente llamada la Mariblanca

fuente más bonita que ella nunca la tuvo una plaza

En su pilón noche y día un reloj se reflejaba

era el reloj que en Madrid marca las horas de España

Los relojes tienen alma por lo cual se enamoró

de la bella Mariblanca y un día se equivocó

Era severo y anciano el señor corregidor

y prendió a la Mariblanca con el máximo rigor

Y el reloj desde entonces al dar la hora

no se sabe de fijo si toca o llora

Y al dar la hora, y al dar la hora

no se sabe de fijo si toca o llora si toca o llora

II

De noche cuando a las doce sus manecillas levanta

parece que pide al cielo que vuelva la Mariblanca

Y luego a las 6 y media en la alta madrugada

al dirigirlas al suelo parece que es que la aguarda

Y empinándose en su torre ve venir un resplandor

piensa que es la Mariblanca y lo que viene es el sol…

Por eso le pide el pueblo al señor corregidor

que vuelva la Mariblanca para la Puerta del Sol

Y el reloj desde entonces al dar la hora

se ha de ver claramente que ya no llora

Y al dar la hora, y al dar la hora

se ha de ver claramente

que ya no llora, que ya no llora

http://www.youtube.com/watch?v=UCzWGSyDqxs

Vídeo creado por “chotismadrid” con una grabación realizada por

Olga Ramos  en 1.953 cuando tenía 35 años. Todo un documento

mariblanca es madrid

¿Surgirá de nuevo el amor entre el reloj y la Mariblanca?

MUJERES MALTRATADAS DOS

Cuando escucho que un juez ha dado orden de alejamiento al que, por su violencia evidente, puede poner en riesgo la vida de su pareja, me pregunto si verdaderamente el juez considera esa orden como un blindaje de acero que va a impedir cualquier intento de agresión…

“Doy orden de alejamiento!” dice el juez o la jueza… y se quedan tan anchos… La manifiesta inutilidad de tal orden debería dar motivos suficientes para cambiar dicha orden por un encarcelamiento preventivo o la vigilancia continua de la víctima en potencia. Ya supongo que esto es un deseo absolutamente surrealista, pero más surrealista me parecen a mí esas órdenes de alejamiento que son tan rimbombantes como ineficaces. En más de una ocasión he declarado mi convicción de lo barato que es matar en España.

MUJERES MALTRATADAS TRES

Mientras no se apliquen con firmeza las Leyes; mientras los asesinos reduzcan su condena por buena conducta; mientras no teman al castigo;, mientras no haya escarmiento… las mujeres seguiremos muriendo. A fin de cuentas, las que morimos no somos jugadores de fútbol de primera división… Sólo somos madres, esposas, hijas…

¿Hasta cuando, señores, hasta cuando?

MUJERES MLTRATADAS 4

En el Teatro Principal de Zamora

Quizás porque lo vi en mi madre, no me asusta fluctuar de escenario.  El público siempre merece la entrega del artista. Un solo espectador basta para darlo todo puesto que ha hecho el esfuerzo de acudir. Yo he actuado en pequeñas salas, grandes teatros, enormes plazas o recogidas fiestas privadas y me he adaptado al entorno siempre con la misma intensidad. Soy, sencillamente, una artista todo terreno. Pero el teatro… el teatro tiene una magia especial…

Se le criticó mucho al gran Alfredo Kraus por su reticencia a cantar en polideportivos,  etc… pero para disfrutar de un espectáculo hay que verlo y escucharlo en un recinto apropiado y cerrado, salvo la Arena de Verona o el Teatro Romano de Mérida…

KRAUS

La mayoría de las veces que actúo fuera de Madrid, lo hago en magníficos teatros que disponen de muchos medios pero, al margen de la técnica, está esa magia que antes mencionaba y también, la calidez…  Quizás, porque me siento arropada por el espíritu de tantos otros artistas. Recuerdo el Juan Bravo de Segovia por el que habían pasado las grandes cupletistas de la época, entre ellas Raquel Meller. Me miraba en el espejo del camerino y pensaba: “Aquí se maquilló Raquel…”

CUPLÉ RAQUEL MELLER TomoXIII141

Lamentablemente, lo de presentarme en un teatro queda para provincias ya que en Madrid ese privilegio aún se me niega. Quizás por eso cuando, como espectadora, acudo a ver alguna obra en mi ciudad, fantaseo en la penumbra de la sala imaginándome en plena escena cantando algún cuplé… 

En cuanto a mi predilección por el teatro, que nadie piense que reniego de actuar en una plaza pública ya que en ella gozo de algo impagable: la cercanía del pueblo

PM 3 Frente al publico

ballet 2

Hace unos días veía y escuchaba un pps precioso sobre Tchaikovsky. Tanta belleza, paradójicamente, me sumió en la desolación al constatar como se había deteriorado la música desde la muerte del gran compositor. Ciento dieciséis años después, ésta ha entrado en una espiral que la destruye a cada segundo. Y mi reflexión me lleva a elucubrar que los responsables de esta degradación artística son los mismos que nos han llevado en todo el mundo a la ruina porque, afín de cuentas, los dioses del dinero son los que mandan. Les entregamos nuestros ahorros para que los administren mientras confiamos ciegamente en sus engañosas ayudas. Lo del arte podría haber sido una advertencia ya que aquel que consiente esa hecatombe cultural tiene pocos escrúpulos. Pero claro, aunque sea un atentado al gusto, se puede subsistir escuchando al incomprensiblemente premiado Pitingo bien arropado por unas magníficas voces negras que hermosean su mediocridad. Pero si te quitan el pan, la casa, la vida en definitiva ¿Quien sobrevive?

ballet

Estamos en un momento  que algún día se reflejará en los libros de historia como la gran depresión de los albores del siglo XXI. Nos esperan momentos duros. ¿Tomaremos nota y nos servirá de experiencia?

De momento, alcemos la voz con un: ¡Vivan la buena música, la buena gente, la cultura, la inteligencia, la fauna, la flora,  la ética y la estética! Y a los depredadores de espíritus y cuerpos… que se vayan a la merde porque, como decía Jesucristo de los Fariseos, sólo son “sepulcros blanqueados”